lunes, 23 de enero de 2012

AJO

Allium sativum. Familia: liliáceas

Purifica la sangre y favorece la circulación

El ajo tiene propiedades antioxidantes, antisépticas, expectorantes y antimicrobianas. Se utiliza en la prevención de la esclerosis cerebral y arteriosclerosis; disminuye la presión arterial y potencia las defensas; protege el corazón ya que ejerce una acción dilatadora sobre las arterias coronarias. Debido a la alicina ejerce un efecto bactericida, por lo que su acción es antibiótica, pero a diferencia de los antibióticos habituales, que bajan las defensas, el ajo no sólo combate las infecciones, sino que potencia las defensas.

Descripción planta
Planta herbácea bulbosa, sus tallos pueden alcanzar hasta los 70 cms de altura.La raíz tiene un Bulbo, también llamado cabeza, rodeado de pequeños bulbos, llamados dientes.
Se siembra a finales de otoño y florece entre Junio y Julio. Para su siembra se utilizan los dientes, ya que no se reproduce a través de semillas.

Hábitat
El ajo es originario de Asia central, aunque se ha extendido por todo el mundo.

Modos de presentación
La parte utilizada son los bulbos, si no se quiere tomar crudo debido a los problemas de aliento, podemos encontrar en herboristerias ajo en polvo, tinturas, extracto seco, aceite esencial

Precauciones
A grandes dosis el ajo reduce la actividad de la glándula tiroides y puede provocar cierta irritación en el estómago. En caso de hemorragias hay que ir con cuidado, ya que el ajo alarga el tiempo de coagulación de la sangre.

Si te molesta que se repita el sabor del ajo, corta el ajo a la mitad a lo largo y quítale la parte verde que hay en el centro.
Cómo elaborar una salsa alioli sin colesterol: si tienes el colesterol alto y te gusta el alioli prueba a sustituir el huevo por un chorrito de leche, te quedará una salsa blanca y libre de colesterol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario